Carlos Alfonso Velásquez A. | Ayuda envenenada a Venezuela
16695
post-template-default,single,single-post,postid-16695,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1501028569,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Ayuda envenenada a Venezuela

Ayuda envenenada a Venezuela

La decisión de la ilegítima constituyente venezolana de anticipar las elecciones presidenciales para abril -un mes antes de las colombianas- es una jugada electorera del régimen Maduro que dos políticos colombianos, también con afanes electorales, ayudaron a jugar aportando el detonante.

Maduro no tenía afán de anticipar las elecciones, pues su período vence en enero de 2019 y la debilidad de la MUD es patente. Tan debilitada está que solo se levantó de la mesa de diálogo por un corto período al conocer el asesinato del capitán Oscar Pérez, en vez de levantarse definitivamente demostrando inequívoca solidaridad con un militar que trató de incentivar la fractura militar como única salida que dejó Maduro para superar la crisis. Y de paso solidarizarse con militares presos como el general Baduel y el coronel Gámez, quienes no aceptaron que la Fuerza Armada se convirtiera en un partido político abyecto al régimen.

Pero a Maduro se le presentó una oportunidad que no podía dejar pasar en su urgente necesidad de oxigenarse electoralmente: unas declaraciones del senador Uribe desde la frontera invitando a los militares venezolanos a dar un golpe de estado, y la visita de la candidata presidencial Marta Lucía Ramírez para tomarse fotos mirando preocupada los estantes vacíos.

Que mejor oportunidad para esgrimir en la anticipada campaña electoral argumentos tales como que “por razones de seguridad nacional es necesaria una férrea defensa de la patria bolivariana contra una Colombia santanderista aliada con la extrema derecha de su país”, y de esta manera tener a la mano la posibilidad de unir a buena parte de su nación contra un “enemigo común”, pues no hay que olvidar que con el gobierno Santos las relaciones están prácticamente rotas.

En fin, para quienes creen que las declaraciones altisonantes en vísperas de elecciones son la mejor estrategia para ayudar a los venezolanos a superar su crisis, transcribo unos apartes de “la fórmula de Fidel” suministrada al primer presidente de Pdvsa del gobierno Chávez. Se trata de algunas de las tácticas para aplicar la estrategia de dominación por empobrecimiento colectivo que ha venido aplicando “la revolución bolivariana”.

– Fabrique un enemigo que sea creíble y poderoso ante la mirada de los dos bandos que usted mantiene en permanente confrontación.

– Mantenga a los pobres en su pobreza, pero con esperanza de progreso. Defiéndalos del poderoso enemigo que usted mismo ha creado.

– Infunda terror en dos vías: los suyos deben temerle a perder lo que les da el gobierno y los adversarios deben temer por su libertad y su vida.

– Utilice la justicia y la extorsión al servicio de la revolución. Dificulte que las cosas se hagan dentro de la ley o la norma y facilite el soborno para que se viole la norma y la ley. Así podrá chantajear a los que se resistan.

– Utilice las elecciones como un vitalizador de la esperanza.

No Comments

Post A Comment