Carlos Alfonso Velásquez A. | DEFENSA COMÚN DE LA FAMILIA
14952
post-template-default,single,single-post,postid-14952,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1501028569,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

DEFENSA COMÚN DE LA FAMILIA

DEFENSA COMÚN DE LA FAMILIA

Que la institución de la familia atraviesa una seria crisis en Colombia es una verdad de a puño. Sin ir muy lejos, en este diario Andrés Salazar, coinvestigador de la Universidad de la Sabana en el informe Mapa Mundial de la familia 2014, afirmó: “Tenemos la tasa más alta de niños que viven sin sus dos padres, el mayor porcentaje de parejas adultas que menos se casan y la cifra más elevada de bebes que nacen fuera del matrimonio” ¿Consecuencias? muchas, y no propiamente alentadoras para nuestra sociedad. Por ejemplo ¿por qué crece el número de integrantes del cuerpo de la Policía especializado en prevenir y reprimir la criminalidad relacionada con la infancia y la adolescencia?
Varias son las razones de la crisis de la familia pero entre ellas cabe resaltar el oscurecimiento de la importancia de la familia como un hecho antropológico: fundada en el matrimonio, provee el ambiente idóneo para descubrir lo masculino y lo femenino, dos modos de ser que expresan la riqueza de lo humano. No es cuestión de las religiones sino que al valorar el matrimonio entre un hombre y una mujer estas corroboran su esencia antropológica.
Como hecho antropológico el matrimonio fue defendido por representantes e intelectuales de las grandes confesiones religiosas del mundo en el congreso “Humanum” cuya lista de ponentes incluyó desde líderes religiosos como el evangélico Rick Warren; Russell D. Moore, de la Convención Bautista del Sur; Nicholas Okoh, primado de la Iglesia anglicana en Nigeria o el budista Nissho Takeuchi; hasta intelectuales como la antropóloga musulmana Iqbal Gharbi; la historiadora hindú Kala Acharya; o la socióloga de Harvard Jacqueline C. Ríos.
Reconocer el matrimonio como hecho antropológico hace que pierda sentido “calificarla con conceptos de naturaleza ideológica que solamente tienen fuerza en un momento de la historia, y después caen. No se puede hablar hoy de familia conservadora o de familia progresista: la familia es familia” afirmó el Papa Francisco, quien además recalcó que la “complementariedad está en la base del matrimonio y de la familia (…) Cada hombre y cada mujer aportan su propia contribución personal al matrimonio y a la educación de los hijos”.
También intervino Jonathan Sacks, ex rabino jefe del Reino Unido. La familia basada en el matrimonio, dijo, resulta asombrosa gracias a lo que ha conseguido reunir: “el impulso sexual, el deseo físico, la amistad, el compañerismo, el parentesco emocional y el amor, la generación de los hijos y su protección y cuidado, su educación temprana y su iniciación en una identidad y en una historia”. Pero esta visión está en crisis resultando que “casi todo lo que consiguió reunir el matrimonio ahora se ha dividido. El sexo se ha divorciado del amor; el amor del compromiso; el matrimonio, de los hijos; tener hijos, de la responsabilidad de cuidarlos”.
En fin, estamos en vísperas de una fiesta propicia para reflexionar en el matrimonio y en la familia, en su verdadera dimensión. ¡Feliz Navidad!

No Comments

Post A Comment