Carlos Alfonso Velásquez A. | LA SEGURIDAD NACIONAL A TRAVÉS DEL TIEMPO
16221
post-template-default,single,single-post,postid-16221,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1501028569,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

LA SEGURIDAD NACIONAL A TRAVÉS DEL TIEMPO

LA SEGURIDAD NACIONAL A TRAVÉS DEL TIEMPO

La corporación “Pensamiento Siglo XXI” con el apoyo de la fundación “Konrad Adenauer Stiftung” presentó la semana anterior el documento de mi autoría “Las Políticas de Seguridad en Colombia, desde el Frente Nacional hasta nuestros días”, el cual entró a formar parte de la serie de “Policy papers” que dicho centro de pensamiento ha venido produciendo.

Quizás la virtud más importante del mencionado documento es que aborda un asunto que hace parte de los intereses vitales de la nación tanto con una perspectiva histórica como con una de la actualidad, y, tanto desde la visión de la gran estrategia (la política) como de la estrategia pura (la militar).

En apretada síntesis traigamos a colación algunas de las ideas centrales. En primer lugar, tratándose de seguridad (concepción e implementación), el concepto de “Política” es sinónimo con el de “Estrategia”. En segundo lugar, para que en un país, con un conflicto armado interno activo, una estrategia de seguridad nacional sea efectiva lo político y lo militar deben caminar acoplados de tal manera que lo primero esté trazando pautas y objetivos a lo militar. Solo así se logra que esa estrategia contenga elementos “pacificantes” (políticos) respaldados o complementados por otros “pacificadores” (militares), y de esta manera alcanzar la única meta que la puede justificar: la pacificación. Es decir, si se quiere llegar a la paz interna, las acciones militares deben estar supeditadas a las intenciones y propósitos políticos que van aflorando respecto a la confrontación bélica.

En este orden de ideas, durante la puesta en marcha de las Políticas de Seguridad Nacional lo político y lo militar deben avanzar por sus propios carriles, pero estos deben tener rutas convergentes, no divergentes, ni siquiera paralelas, so pena de que la estrategia contribuya no a la terminación del conflicto sino a su innecesaria prolongación.

Pues bien, desde el primer gobierno del Frente Nacional, el de Alberto Lleras Camargo (1958-62), hasta nuestros días Juan Manuel Santos (2010- ?) el Estado colombiano ha ejecutado seis Políticas de Seguridad Nacional: 1. Plan lazo, 2. Estatuto de Seguridad, 3. Plan Nacional de Rehabilitación (PNR), 4. Estrategia Nacional contra la Violencia (ENV), 5. Plan Colombia, 6. Política de Seguridad Democrática (PSD) y 7. Política Integral de Seguridad y Defensa para la Prosperidad (PISDP).

La manera como las rutas de los carriles político y militar se han comportado es la siguiente: Plan Lazo, Estatuto de Seguridad y PNR marcharon por rutas, en algunas ocasiones paralelas y en otras divergentes. La ENV por rutas en oportunidades convergentes y en otras paralelas. Los carriles en el Plan Colombia fueron al comienzo convergentes pero muy pronto pasaron a ser paralelos. En la PSD, desde el comienzo hasta el final, las rutas fueron convergentes con prevalencia de lo militar.

Por último y aunque pareciera que el Presidente Santos quiere carriles convergentes con prevalencia de lo político, la realidad es que en la PISDP las rutas están marchando paralelas con prevalencia de lo militar y esto refleja ambivalencia.    

No Comments

Post A Comment