Carlos Alfonso Velásquez A. | Navidad: la familia y la paz
16674
post-template-default,single,single-post,postid-16674,single-format-standard,do-etfw,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1501028569,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Navidad: la familia y la paz

Navidad: la familia y la paz

Las celebraciones de Navidad constituyen un período propicio para reflexionar en dos valores fundamentales de la sociedad: la familia y la paz. Valores que cobran especial importancia en la Colombia de hoy, donde por una parte se ha colocado en el debate político el tema de la familia, y por otra, se cierra el año con la implementación del acuerdo con las Farc a media marcha y la mesa de negociación Gobierno – Eln sin suficiente oxígeno político.

Bien podemos afirmar que Navidad es familia. Es el período para reencontrarnos con los seres queridos, expresándoles nuestro afecto. De la familia recibimos las primeras experiencias del amor. Allí maduran los vínculos que nos enseñan a integrarnos a la sociedad, pues es donde aprendemos a dirimir los conflictos originados en nuestro egoísmo. La familia, patrimonio de la humanidad, constituye uno de los tesoros más importantes. ¡Cuánto debemos cuidarlo! Y para hacerlo, más que crear un ministerio, lo que debemos hacer es rescatar y revalorar la familia en los currículos educativos. Además, mejorar los incentivos jurídicos y económicos para las familias estables.

Es que valorar la familia y propender por su estabilidad tiene consecuencias que revierten sobre el ámbito social en que se desarrolla nuestra vida. El matrimonio estable entre un hombre y una mujer con las relaciones de parentesco que genera, constituyen la fuente primaria del capital social que se extiende hacia otras instituciones sociales: escuelas, universidades, empresas, en fin, a toda la sociedad. Si no revaloramos la familia no llegaremos a la raíz de la desconfianza que tiende a imperar en nuestra sociedad.

Ahora bien, para reflexionar sobre la paz cae como “anillo al dedo” la reciente publicación del libro “Valores para la Paz. Soñar con un nuevo país” de Jorge Yarce – filósofo y periodista- cuya producción intelectual incluye 18 libros que giran alrededor de la ética y los valores tanto en la vida personal como en la empresarial y en la institucional-estatal. “Nadie tan preparado como él para ofrecernos una obra breve, sencilla y clara, sobre cómo cimentar el proceso de paz sobre valores éticos que lo hagan duradero” escribe Rafael Lizarazo en la presentación.

Luego, en la introducción encontramos las siguientes frases de Yarce: “Lo que hoy contemplamos es una sociedad desvertebrada y dividida social y políticamente. Construir un proyecto común -‘soñar con un nuevo país’- es un reto maravilloso, construido sobre los valores, que nos unirá mucho más, y así podremos recomponer el tejido social roto por la violencia y la desesperanza, y avanzar con firmeza y con alegría hacia un horizonte nuevo”.

A lo largo del libro profundiza, de manera clara, precisa y sencilla, en los valores que propone, los cuales plantean una transformación personal y en últimas un cambio decisivo que caracterice nuestra convivencia. Son estos la reconciliación, la confianza, el respeto, la equidad, la legalidad, la integridad, la responsabilidad, la solidaridad y el bien común.

¡Feliz Navidad!

No Comments

Post A Comment